¿Por qué NO debes dejar que tu bebé use un tacatá? ( nunca jamás)

14 Dec 2018

A pesar de que cada vez tenemos más información acerca del desarrollo infantil (internet está al alcance de todos, para bien o para mal) en algunas casas se siguen utilizando aparatos que entorpecen el desarrollo natural de nuestros bebés.

Así que hoy vamos a hablar del tacatá y por qué no es recomendable su uso en bebés, un claro ejemplo de cómo la información a veces se ve superada por esto tan habitual de: yo lo usé y estoy bien.

 

El principal motivo: la seguridad

  • Entre el 12 y el 33% de los bebés que usen tacatá sufrirá un accidente, una cifra alarmantemente alta realmente si pensamos que se supone que es un producto creado especialmente para ellos.

  • Las posibilidades de una caída por las escaleras se multiplica por CUATRO en el caso de bebés que usan tacatá (y no digamos la gravedad de las secuelas de esa posible caída)

  • Aumenta el riesgo de fracturas en brazos y piernas, de traumatismos craneoencefálicos y de quemaduras.

Sí, todo eso se relaciona con el uso de los llamados andadores o tacatás que están tan extendidos. ¿Aún no lo tienes claro?

 

Pero…¿hay más?

 

Sí, claro.

El uso del tacatá no solamente no estimula la marcha autómatica, sino que además la entorpece.

  • No permite al niño descubrir de forma natural los límites de su cuerpo (el limite en el espacio lo pone el andador)

  • No es capaz de discernir adecuadamente las distancias

  • No permite el correcto desarrollo del equilibrio (para el que se necesita la flexión de rodillas y caderas)

  • NO deja al niño caerse, establecer correctos patrones de protecciones y poner en práctica reajustes de tobillo

  • Favorece el punteo, ya que, si el niño no llega al suelo desde el andador, apoyará solamente la punta de los pies.

Poner a un bebé en un andador (ya ni os digo antes de los 6 meses) es forzarle a adquirir posturas para las que habitualmente no está capacitado.

Cuando un bebé empieza a andar, se mantiene en bipedestación el tiempo que su cuerpo le permite, volviendo al suelo cuando lo necesita, algo que no puede hacer si el andador le fuerza la postura.

 

Además, la marcha no se inicia hacia delante (la única opción que nos da el tacatá) sino que empieza de forma lateral, apoyándose en los muebles, permitiéndole apoyarse sobre una mano para agacharse y coger algo del suelo con la otra…

 

¿Sigues sin verlo?

 

 

“Tan malo no será si se sigue vendiendo” ¿Qué dicen los profesionales?

  • La Asociación española de pediatría (https://www.aeped.es/)  desaconseja su uso

  • La Academia americana de pediatría (https://www.aap.org/en-us/Pages/Default.aspx)  propone, entre otras medidas, prohibir la fabricación y venta de andadores y prohibir su uso en centros autorizados para el cuidado de niños

  • Canadá mantiene, desde hace años, la prohibición de venta y publicidad de los andadores

  • Algunos países de la Unión Europea tienen prohibida la difusión publicitaria de estos aparatos.

  • La Alianza europea para la seguridad infantil no solamente no recomienda el uso de andadores sino que, además, anima a los profesionales sociosanitarios a no fomentar su uso (http://www.familiaysalud.es/sites/default/files/guiaseguridad_productosinfantiles.pdf)

 

Entonces ¿Cuál es el mejor andador?

 

Nosotros lo tenemos claro, haciendo nuestras las palabras de la Asociación española de pediatría “el mejor andador es el que no se usa”.

 

 

Verónica Alonso, Terapeuta Ocupacional

Centro de Terapia Infantil Creare

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

​© 2017 by PosicionArte para CREARE

  • Twitter Icono blanco
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - terapia infantil creare

SÍGUENOS

CREARE, Centro de Terapia Infantil

Plaza Eulogio Carrasco, 9

Colmenar Viejo (Madrid)

Telf: 616407885

Correo Electrónico: 

info@centrodeterapiainfantilcreare.com

COLABORAMOS CON:

SerDoulas actividades maternidad e infancia
la vida con hernia diafragmática congénita