El síndrome de respirador bucal

El simple hecho de respirar por la boca no solo repercute en el aparato respiratorio, pudiendo generar procesos inflamatorios o infecciosos, sino también al desarrollo dentofacial.

 

La respiración nasal es un elemento fundamental en la vida del ser humano.

Cuando el aire entra por las fosas nasales se humidifica, filtra y calienta. Con ello, se asegura que cualquier órgano del sistema respiratorio no se deteriore o pueda ser dañado.

A su vez, estimula el crecimiento de maxilares, dando lugar a un desarrollo óptimo de las funciones orofaciales (respiración, masticación, deglución).

Pero, ¿Qué sucede cuando este proceso se ve alterado?

 

¿Qué es el Síndrome de Respirador Bucal?

También conocido como síndrome del insuficiente respirador nasal.

Es aquel que efectúa una respiración por la boca, en lugar de hacerlo por la nariz. Esto produce alteraciones fisiológicas que pueden afectar progresivamente el desarrollo físico y psíquico.

 

¿Cuáles son las causas?

Las causas que originan la respiración oral pueden ser orgánicas, funcionales o por mal hábito.

Entre las orgánicas destacamos hipertrofia de adenoides, desviación de tabique nasal y alteraciones en el desarrollo óseo.

Dentro de las funcionales están: alergias, rinitis, sinusitis, resfriados frecuentes con obstrucción nasal e inflamación de mucosas.

Una vez eliminado el obstáculo, puede persistir este mal hábito ya que se convierte en costumbre.

 

¿Qué características presenta el respirador bucal?

  • Narinas flácidas, asimétricas, en ocasiones, obstruidas

  • Presencia de ojeras

  • Labio superior hipotónico y delgado

  • Labio inferior hipertónico y grueso

  • Paladar alto o profundo

  • Malposición dentaria con desalineamientos

  • Borla del mentó hipertónica

  • Escápulas aladas

  • Altura facial aumentada

  • Incompetencia labial

 

Síntomas del Sindrome de Respirador Bucal

  • Tos seca, tos nocturna

  • Incapacidad respiratoria

  • Apnea obstructiva del sueño

  • Trastorno en el desarrollo del macizo facial (paladar estrecho y hundido, mandíbula alongada)

  • Deglución atípica

  • Dientes mal implantados

  • Trastorno de la audición

  • Falta de atención

  • Alteraciones posturales

 

Tratamiento del Síndrome de Respirador Bucal

Es importante la colaboración de un equipo multidisciplinar.

El pediatra se encargará de guiar a la familia ya que la consulta realizada será, en principio, para tratar los problemas asociados (tos, cansancio) y no por la detección del síndrome. Esto hará que se coordine con otras especialidades médicas como es el caso del otorrino, encargado del despeje de vías aéreas superiores obstruidas.

Por otro lado, el odontólogo y ortodoncista se encargarán de instaurar una autohigiene suficiente además de modificar la estructura bucal para una correcta respiración.

El logopeda se complementará en el tratamiento para una total rehabilitación. Evaluará posición lingual, deglución atípica y problemas fono articulatorio.

Por último, el kinesiólogo, ortopedista y traumatólogo modificarán la postura, entre ellos problemas de escoliosis y pie plano.

 

 

Podéis consultarnos más información:

info@centrodeterapiainfantilcreare.com

www.centroterapiainfantilcreare.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

​© 2017 by PosicionArte para CREARE

  • Twitter Icono blanco
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - terapia infantil creare

SÍGUENOS

CREARE, Centro de Terapia Infantil

Plaza Eulogio Carrasco, 9

Colmenar Viejo (Madrid)

Telf: 616407885

Correo Electrónico: 

info@centrodeterapiainfantilcreare.com

COLABORAMOS CON:

SerDoulas actividades maternidad e infancia
la vida con hernia diafragmática congénita