Comunicación y habla en los niños

¿Por qué es importante la comunicación en el desarrollo de nuestro hijo? ¿Qué diferencia hay entre el término comunicación y el habla? ¿Quizás es la primera vez que escuchamos estos dos conceptos dentro de un mismo contexto? Vamos a aclarar qué es la comunicación y ver cómo podemos ayudar a nuestros peques a entrenarla.

La comunicación, tal y como podemos definirla de forma general, es el proceso que se produce cuando una persona formula y envía un mensaje a otra persona, la cual lo recibe y decodifica para poder entenderlo.

Este proceso se produce habitualmente con el habla, medio que usamos los adultos, y utilizando un idioma común entre quien emite el mensaje y quien lo recibe.

Por el contrario, el habla es el proceso por el que se producen la voz y los sonidos que se combinan en palabras y/o frases para comunicarse.

Nuestros bebés se comunican

Los bebés y los niños pequeños desarrollan diversas formas de comunicarse antes de empezar a hablar, ya que éste es un sistema más difícil de aprender y de usar.

Por consiguiente, el habla pasa a ser un sistema de comunicación adicional que se adquiere poco a poco, en función de las oportunidades, capacidades y ambientes en los que se mueven los pequeños. Podríamos equipararlo a aprender un idioma de alguna forma.

Sin embargo, la comunicación es mucho más primaria, más innata. Las expresiones faciales, las posturas, los gestos, el contacto visual

son algunos de los contenidos que aparecen dentro del proceso comunicativo desde edades muy tempranas, anteriores al habla, y que luego coexisten con ella.

Estas señales no verbales son de gran importancia, ya que transmiten el significado del mensaje, más allá de las palabras. Y además aportan información adicional de forma muy completa y concreta, a veces incluso desdiciendo a las propias palabras y dotándolas de un significado o connotación diferentes.

Desde la primera infancia, además, se establecen bases muy importantes para la comunicación. Por ejemplo, podemos destacar el concepto de alternancia de turnos para poder conseguir una escucha y expresión razonada y más comprensible, y también algo tan fundamental como que la comunicación produce un efecto y cambio en nuestro entorno físico.

Pero... ¿Cómo alternar el turno tempranamente?

Parece un aprendizaje complejo, y quizás sí lo es. Pero precisamente por ello es tan maravilloso comenzar a practicarlo desde que nuestros niños son muy pequeños, mucho antes de que quizás entiendan el significado de palabras o lo que implica comunicarse. Por ejemplo, cuando comience a emitir sonidos, incluso llanto o gritos, aprovechad e imitad esos sonidos. Después, dejad un margen de tiempo para que responda. Podemos utilizar el momento del cambio del pañal, el momento del baño, de vestirle...

"¿Te parece si cambiamos el pañal?"... y le dejamos que pueda responder. Repetimos sus sonidos y le invitamos y damos espacio para que nos pueda responder... Y así jugamos con los turnos en la comunicación en las situaciones más cotidianas y que se repiten varias veces al día.

Eso sí, ¡es fundamental vuestra respuesta! Para que vuestro hijo aprenda de verdad que la emisión de sonidos influye en su entorno y da resultados, responded con rapidez a sus gritos, llantos o sonidos. Es importante que comprendan que sus sonidos producen el efecto de poder atenderlos y prestarles atención. Es importante que disfruten y confíen en su comunicación, en vuestra comunicación.

Y, lo más importante de todo... Disfrutad con ellos. De escucharles, hablarles, imitarles y ofrecerles y ofreceros el espacio para hablar, expresar, ofrecer y escuchar... Para comunicar.

Irene Manchón, Logopeda

Centro de Terapia Infantil Creare

  • Twitter Icono blanco
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - terapia infantil creare

SÍGUENOS

CREARE, Centro de Terapia Infantil

Plaza Eulogio Carrasco, 9

Colmenar Viejo (Madrid)

Telf: 616407885

Correo Electrónico: 

info@centrodeterapiainfantilcreare.com

COLABORAMOS CON:

​© 2017 by PosicionArte para CREARE

la vida con hernia diafragmática congénita
SerDoulas actividades maternidad e infancia